viernes , 24 noviembre 2017
Home » Destacado » MÉXICO SE PREPARA PARA “DEFAULT” MASIVO QUE PODRÍA ACTIVAR LA BOMBA DE LA DEUDA MUNDIAL.

MÉXICO SE PREPARA PARA “DEFAULT” MASIVO QUE PODRÍA ACTIVAR LA BOMBA DE LA DEUDA MUNDIAL.

Inf Tomado de ACTIVIST POST.

La avalancha de deuda. Una vez que acumula suficiente masa su impulso no será suficiente para detener su colapso, sobrepasa a su huésped y se vendrá abajo en el resto del sistema también. En todo el planeta, hay cientos de gobiernos – local, estatal y nacional -, así como los negocios y hogares que están llegando a un punto de ruptura.

Ya ahogados en deuda, muchos están a punto de incumplir pagos de préstamos y así van a desencadenar una serie de crisis de deuda que se formo con el caos en los mercados y por un endurecimiento del “crédito fácil” para aquellos que son más vulnerables a la implosión.

Puerto Rico esta también programado para un “default” importante que se dejará sentir en los Estados Unidos, México está listo para el desastre y asumiendo la “posición de impacto”.

Su empresa de construcción más grande dependiente de contratos del gobierno (que hoy se están esfumando) entró en “demora” en el pago de intereses por $ 31 millones de dolares. Y así comienza todo… Nota Tomada de “Wolf Street”(N DEL T:“La calle de los lobos”. Sátira del término “Wall street” la calle en Nueva York donde se focalizan las finanzas globales ): En agosto, los bonos de la empresa de construcción más grande de México, ICA, tuvieron el deshonor de tener el peor desempeño en todos los mercados emergentes.

En momentos en que éstas economías se están desacelerando y la exposición de la deuda total de las empresas en esos mercados nunca ha sido mayor. No es nada prometedor… en dic 4 2015  las acciones de la compañía se desplomaron 22% ante el anuncio de que utilizarían un período de gracia de 30 días para hacer un pago $ 31.000.000 USD de interés que caducaba esta semana. Hoy sus acciones, que han perdido más del 75% de su valor desde enero (2015), cayeron un 8% a $3.76 pesos. Su punto más bajo en 21 años. Para empeorar las cosas. El constructor contrató recientemente a Rothschild & Co. como asesor financiero para la reestructuración de sus finanzas, alimentando las especulaciones de que pronto va a buscar alivio a sus deudas. […] Si ICA deja de pagar, sería el mayor “default” de bonos en México desde los tiempos tumultuosos de la Crisis del Tequila hace 20 años. (N. DEL T.:El error de diciembre de 1994, que dió origen a la quiebra y nacionalizacion de los bancos, seguido de su rescate con el FOBAPROA).

Los ingresos reportados por la empresa, que depende del gobierno en la mayoría de sus contratos, se ha reducido considerablemente este año en medio de recortes de gastos en infraestructura, mientras que el peso ahora más débil. Ha exacerbado el régimen de apalancamiento de la empresa. Como informó anteriormente “Wolf Street” (“la calle de los lobos”). Muchas empresas mexicanas son muy vulnerables al fortalecimiento del dólar y al alza de las tasas de interés en Estados Unidos.

El aumento repentino de liquidez de los bancos centrales derivado del estallido de la crisis financiera mundial (2008) permitió a muchas empresas en México pedir prestado a los mercados internacionales en cantidades mucho más grandes y por períodos mucho más largos que en cualquier otro momento en la historia. La devaluación del peso frente al dólar ha aumentado significativamente la cantidad de apalancamiento en algunas empresas. Como sugiere el artículo, una lenta economía mexicana ha hecho a estas empresas demasiado vulnerables a las fallas del mercado. El lastre remanente de su colapso inevitablemente va a hacer daño en gran parte del panorama económico mundial. El verdadero peligro es que incidentes similares podrían desencadenar un “efecto dominó” de bombas de deuda explotando.

Corriendo el riesgo de que abarque todo con él en una escena de ardiente destrucción. Goldman Sachs (N del T: mega banco de inversiones). Muy a menudo en el fondo de estas cuestiones financieras, recientemente comentó que estamos en la tercera ola de la crisis financiera que se remonta a antes de 2008 e incluye otros choques importantes para la economía mundial. De acuerdo con Goldman Sachs: Esta ola se caracteriza por los precios de materias primas bajísimos (metales preciosos, petroleo, etc.)… Este triple golpe tiene sus raíces en la respuesta a las dos primeras oleadas de crisis: El colapso bancario y la crisis de la deuda soberana europea – y todo es parte del llamado “superciclo” de deuda de las últimas décadas.

Los bancos centrales todos se apresuraron a bajar las tasas de interés en respuesta a las dos primeras crisis (abarataron los prestamos a casi cero interés) que a su vez alentaron a los “inversionistas”(mega bancos especuladores) a prestar en los mercados emergentes como China para obtener ganancias “decentes”. Ahora que los bancos centrales “hacen como que” buscan la manera de subir las tasas de interés. Los prestamistas “buscan” las salidas y los inversionistas dejan de invertir en los productos básicos, que están estrechamente vinculados con el destino de las economías emergentes.(los recursos reales) Y eso es exactamente lo que está pasando hoy.

Los precios de la energía y las materias primas están tocando fondo, y la gente está sufriendo el estres por los déficits en los ingresos. Sistemas económicos débiles con programas socialistas y estados de bienestar están haciendo imposibles de rectificar los balances mientras los prestamistas están exigiendo el reembolso. Las naciones del tercer mundo están bajo presión adicional debido a un dólar “fuerte” que cuesta más para pagar.

“Wolf Street” explica: El Banco de Pagos Internacionales (BIS) señala que la deuda externa de México es la cuarta más alta de 17 economías emergentes. Las tres economías por delante de México son Chile, Malasia y Perú. Tan grave es el problema que el Banco de México (BANXICO) acaba de lanzar una alerta con palabras muy cuidadosamente seleccionadas “advirtiendo” los peligros potenciales de la excesiva deuda corporativa denominada en dólares: […] “A las empresas que han aumentado drásticamente su deuda denominada en moneda extranjera se les aconseja prestar mucha atención a los riesgos que enfrentan.

Sobre todo si la mayor parte de sus ingresos están denominados en pesos.” En el caso de ICA. Casi la totalidad de los contratos de la compañía están denominados en pesos. Mientras que su deuda está denominada en dólares ($ 1,350 millones). Esta es la deuda que ahora está luchando para pagar. […] Esta explosión de la deuda en dólares no fue sólo el resultado del fortalecimiento del dólar; muchas empresas también estaban desesperadas por tomar ventaja de las tasas de interés excepcionalmente bajas mediante la aplicación de más deuda con condiciones favorables. En un giro perversamente irónico, Confiadas en que la FED (banco central de EUA) no movería su política de “intereses cero”. Algunas de las corporaciones más grandes de México se embarcaron en una última borrachera de dólares prestados “muy baratos”.

Observamos pues como estas bombas de deuda son localizadas, que no pueden ser contenidas y como se dispersan por todo el planeta. Muy posiblemente podría ser el comienzo de impactos importantes en las finanzas globales. Todo es vulnerable y sobre todo para aquellos que dependen de los dividendos y los servicios de un sistema fallido. Para los inversionistas. Todo lo que se apalanque, colateralize y se venda en “derivados financieros” está en peligro de incendiarse también.

La cantidad masiva de deuda global completa, considerando las obligaciones incumplidas como las pensiones (que no podrán ser pagadas). Es absolutamente imposible de reparar de forma convencional. Habrá muchas personas a las que les tocará “cargar con el muerto”. Hasta que todas las deudas sean desaparecidas y el sistema tenga un buen “reset”.

Silvano Adri